¿Como ensaladas y no bajo de peso?

Acostumbrarse a comer ensaladas es una buena manera de obtener los nutrientes y los fitoquímicos que el cuerpo necesita. Pero, si lo que pretendemos es bajar de peso, hay que tener en cuenta el tipo de ensalada que elegimos y como la aderezamos.

¿Qué beneficios nos ofrecen las ensaladas?

El consumir ensaladas puede tener muchos beneficios a la salud y al control de peso cuando sabemos elegir bien. Estas son algunos de nuestras ganancias al preferir las ensaladas:

1. Mejora su digestión

La fibra de los vegetales le ayuda que su digestión mejore previniendo y tratando el estreñimiento. Asimismo ayuda a prevenir enfermedades relacionadas como diverticulosis y diverticulitis, cáncer de colón y estómago.

2. Control de los niveles de colesterol y triglicéridos

Acompañar sus comidas con abundantes vegetales puede ayudar a reducir considerablemente sus niveles de colesterol y triglicéridos. La misma fibra que mejora su digestión actúa también “atrapando” a las moléculas de colesterol y grasa en el intestino. De esta manera se disminuye la cantidad de colesterol y grasa que pasa a su circulación, protegiéndolo de todas las consecuencias negativas a su salud.

3. Mejor control del azúcar en sangre

Un alto consumo de vegetales favorece que el azúcar en sangre después de las comidas no aumente dramáticamente. Este efecto de nuevo se debe a la fibra, que enlentece la absorción de los alimentos. Un mejor control de los niveles de azúcar en sangre después de las comidas, no solo le ayuda a prevenir la diabetes, también disminuye la acumulación del exceso de calorías en forma de grasa y le ayuda a mantenerse saciado por más tiempo.

4. Protección antioxidante

Todos los vegetales son fuentes de potentes antioxidantes. Estos son compuestos protectores, ya que destruyen a los dañinos radicales que libres que se pueden formar en nuestro grupo por los procesos naturales de respiración, así como también por exposición a la contaminación ambiental, exposición a la luz u.v., humo del cigarro y una dieta alta en grasa saturada. Al combatir los radicales libres nos protegen contra el daño causado por el envejecimiento, formación de células cancerígenas y enfermedad del corazón, entre otros. Por regla general, color significa protección. Entre más colores tenga su ensalada, significa que hay más antioxiantes y por lo tanto mayor protección. Los de color verde oscuro y naranja/Amarillo fuerte suelen ser los más ricos en antioxidantes.

5. Mayor saciedad

Las ensaladas tienen el efecto de que lo ayudan a sentirse más satisfecho por más tiempo y con mucho menos calorías. Sin embargo debe notar que no se trata de cualquier ensalada. Un estudio reciente publicado en la Revista de la Asociación Americana de Dietética, encontró que las mujeres que consumen abundante ensalada “baja en calorías” antes de sus comidas, consumen en total menos calorías y pueden controlar mejor su peso. Por otro lado, cuando a estas mujeres se les ofreció una ensalada alta en calorías, rica en aderezo alto en grasa, queso y jamón, antes del almuerzo, consumieron más calorías y no se sintieron satisfechas. El secreto es consumir ensaladas ricas en vegetales verdes y otros altos en fibra, como (alfalfa, zanahorias, tomate, pepino, etc.), ya que es la responsable de aumentar la saciedad.

¿Qué debemos evitar en la ensalada?

Los contras

1. Aderezos. Los principales responsables de convertir un saludable brócoli en una bomba de calorías son los aderezos altos en grasa. Una sola cucharada de aderezos puede aportar 135 calorías o más. Una porción de aderezo Ranch restaurantes de comida rápida contiene aproximadamente 330 calorías, similar al contenido de una hamburguesa pequeña.

2. Crutones. Los deliciosos croutons son preparados con abundante aceite y queso parmesano. Adicionar solo media taza aporta aproximadamente 100 calorías y 4 gramos de grasa.

3. Exceso de aceite. Es cierto que el aceite de oliva es bastante beneficioso para nuestra salud, puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol “malo” y aumentar el colesterol “bueno”, protegiéndonos de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, calorías son calorías. El aceite es una grasa y por lo tanto alto en calorías. Una cucharada aporta 135 calorías o más. ¡¡Es cierto que es bastante nutritivo pero en cantidades moderadas!!

4. Otros toppings altos en grasa. Algunos acompañamientos que podemos considerar como muy nutritivos son también muy altos en grasas entre estos podemos mencionar el aguacate, las nueces y semillas. Una porción de 1/8 de un aguacate pequeña aporta aproximadamente 45 calorías, y usualmente adicionamos casi un aguacate completo.

5. Jamón, salami, pepperoni y quesos amarillos. Todas estas adiciones son altas en calorías y pueden aportar más del 60% en forma de grasa saturada.

By |2018-05-18T14:02:29+00:00mayo 18th, 2018|Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment